¿Alguna vez Probaste el Aceite de Ajo?

Además de verse muy lindo si lo colocamos en un envase de vidrio en la cocina el aceite de ajo es muy útil para ciertas comidas.

Seguramente en algún momento hemos entrado en la cocina de alguna amiga y pudimos ver un frasco con un líquido aceitoso y con algunos dientes de ajo en su interior y no pudimos evitar hacer la pregunta:

¿Y eso? ¿Qué es?

Probablemente la respuesta nos sacudió pues no sabíamos que esa era la forma de hacer aceite de ajo.

El aceite de ajo es muy útil para ciertas comidas.

Sin embargo ya es conocido que esté aceite además de darle un delicioso aroma a nuestro aceite es el ingrediente perfecto para platos como:

  • Ensaladas
  • Pastas
  • Panes
  • Arroces
  • etc.

Sin embargo ahí nada más no reside el éxito de este producto.

¡También es un gran aliado natural en el campo de la salud!

Por supuesto jamás diríamos que reemplaza a algún medicamente, no obstante puede resultar ser un gran amigo si lo incluimos en nuestra dieta regular.

¿Cuáles son las Ventajas de Utilizar Aceite de Ajo?

Para empezar se sugiere que este aceite es un buen remedio cuando algunos de los siguientes problemas:

  • Enfermedades del Corazón.
  • Resfriados Constantes
  • ¡Es un gran antioxidante!
las Ventajas de Utilizar Aceite de Ajo

¿Por qué decimos que ayuda a quienes tiene problemas cardiovasculares?

Tiene propiedades que colaboran con la circulación de la sangre en el cuerpo, así que aunque este aceite no es un medicamente puede servir de co-ayudante y trabajar con el mismo objetivo.

Gracias a que estimula positivamente el sistema inmune se le considera un gran suplemento para mejorar cuando estamos resfriados.

¡Eso lo hace nuestro amigo natural favorito sobre todo en temporada de invierno!

Es importante entonces que conozcamos que además de utilizarlo constantemente para preparar nuestros platos de comida podemos esforzarnos por tomar una cucharadita diaria y ayudar a nuestro cuerpo a que se mantenga saludable.

¿Cómo Prepararlo?

Para comenzar vamos a necesitar algunos ingredientes, pocos pero necesarios.

  • 10 Cabezas de Ajo
  • 4 Tazas de Aceite de Oliva
  • 1 Vaso de limón.
Como preparar el aceite de ajo

Ahora que ya tienes medido y a la mano apunta bien los pasos para que no te saltes ninguno.

  1. Lava tus cabezas de ajo con mucha agua tibia.
  2. Déjalos descansar un poco, puede ser 20 o 25 minutos.
  3. Retírale la piel y llévalos al horno que debe estar en 180°,
  4. Después de sacarlos cocínalos por 15 minutos y déjalos enfriar.
  5. Vas a necesitar un recipiente así que ve por el y vierte el zumo del limón junto con los ajos ya cocinados.
  6. Por último es momento de colocar el aceite en recipiente y que se mezclen con los ajos.
  7. Una vez más debe ir al horno por 6 o 7 minutos.
  8. ¡Déjalo enfriar una vez más!
  9. Ahora lo colocas en un recipiente largo y con tapa para que se mantenga así hasta que necesites utilizarlo.

¿Viste que en un par de pasos ya tienes tu aceite de ajo?

Debes tener paciencia y hacerlo siempre con mucho cariño pues el amor se nota cuando servimos lo que preparamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *